Home>Argentina>Chaco>Brutal represión policial a familia Qom en Chaco: denuncian torturas y abuso sexual
Chaco Policiales

Brutal represión policial a familia Qom en Chaco: denuncian torturas y abuso sexual

Los hechos ocurrieron el sábado pasado, pero los videos recién fueron difundidos ayer por la noche en Twitter. El material refleja la brutalidad policial en su máxima expresión.

Las víctimas de este hecho son los integrantes de una familia perteneciente a la comunidad Qom instalada en la localidad de Fontana, Chaco.

Las brutales imágenes fueron tomadas por Elsa, dueña de casa y a quien se escucha gritar desesperadamente. Luego se la ve relatando lo ocurrido. La difusión estuvo a cargo de Revista Cítrica.

«Me atropellaron los policías, me empezaron a decir que yo pongo música. Son mis vecinos que todas las semanas ponen música. La agarraron a mi hija del cabello, la arrastraron, y entre seis policías la agarraron a ella y a mi. El oficial Antonio Fernández me pegó con la 9 milímetros en el rostro», cuenta Elsa.

La familia denunció que los policías golpearon violentamente a todos los que estaban en la casa, incluyendo mujeres, jóvenes y menores de edad.

 

“’Ya les tiramos alcohol, ¿ahora quién las prende fuego?’, preguntaba uno de los policías. Después entraron de vuelta y nos patearon. Eran todos hombres. Como cinco”.
Así relata lo sucedido una de las chicas golpeadas y abusadas por la Policía de la Comisaría Tercera en Fontana, provincia de Chaco.
Ayer por la mañana policías se acercaron a su vivienda para «preguntar» por qué habían dicho que las abusaron sexualmente.

El INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) repudió fuertemente los hechos: «Este procedimiento se da en un contexto de fuerte racismo, en el marco de la pandemia de Covid-19, que ya se venía denunciando desde el INADI», sostuvo Nancy Sotelo, delegada en Chaco.

Tras difundirse el ataque policial, la ministra de Seguridad de Chaco, Gloria Salazar, dio una conferencia de prensa en la que confirmó que el gobernador Jorge Capitanich apartó a los efectivos involucrados.

La funcionaria provincial repudió «este accionar ilegal, violento, arbitrario de integrantes de la Policía que no tienen nada que ver con el compromiso que lleva adelante el gobierno y la Policía misma».

Salazar aseguró que intervino en el hecho el Órgano de Control Institucional (OCI) de la Policía y la Fiscalía de Derechos Humanos, «exigiendo la correspondiente investigación al personal que intervino en el operativo y realizando la investigación judicial para que sean juzgados penalmente».

El equipo de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia se hizo presente en el domicilio donde se produjo el operativo a fin de contener psicológicamente a las víctimas y asesorarlos y orientrarlos legalmente en cuanto a la reivindicación de sus derechos vulnerados.