Home>Salud>Coronavirus>Especialistas dicen que «son correctas» las medidas, pero piden más fiscalización
Coronavirus Salud

Especialistas dicen que «son correctas» las medidas, pero piden más fiscalización

Médicos e infectólogos destacaron que es fundamental «monitorear el cumplimiento» de las nuevas restricciones para bajar la curva de contagios, que calificaron como «insostenible».

Especialistas consideraron «correctas» las medidas anunciadas la mañana de este viernes por el presidente Alberto Fernández para mitigar la segunda ola de coronavirus pero destacaron que es fundamental «monitorear su cumplimiento» para bajar la curva de contagios, que calificaron como «insostenible».

«Las medidas son correctas, son muy parecidas a las inglesas, donde aún hoy se restringe la circulación de 20 a 6 de la mañana, muy restrictivas, pero el monitoreo del cumplimiento no es un tema menor», afirmó el médico infectólogo Eduardo López sobre las nuevas disposiciones que regirán para todo el país desde este sábado hasta el 21 de mayo.

El jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, que también es miembro del comité de expertos que asesora al Gobierno, sostuvo que no esperaba «cierres completos como el año pasado» y señaló que vio con buenos ojos que «se preserve lo económico y productivo».

«Algo había que hacer porque estamos amesetados (en la curva de contagios de Covid-19) pero con un número muy alto de casos», señaló en diálogo con Télam y remarcó que debería aumentar la fiscalización de las medidas «como hace Inglaterra, donde el personal policial y de seguridad patrullan las calles».

En un mensaje de 19 minutos, Fernández anunció la extensión de las medidas de restricción vigentes hasta el 21 de mayo diferenciadas con matices según cuatro tipos de zonas de riesgo epidemiológico y sanitario.

Se trata de áreas de bajo, medio y alto riesgo y «una cuarta categoría» de «alarma epidemiológica y sanitaria» en la que se inscribe el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que concentra la mayor cantidad de contagios de Covid-19.

En esas zonas en «alerta» habrá acciones adicionales para restringir la circulación y otras actividades y el dictado de clases se realizará exclusivamente a distancia, dijo Fernández, quien subrayó que «en más de 20 provincias argentinas hay clases presenciales».

Sobre estos anuncios, el médico Luis Cámera señaló: «Le dijimos al Presidente que hay que hacer más controles y que algunas jurisdicciones van a tener que tomar medidas ligeramente antipáticas, pero lo tienen que hacer para bajar una curva de contagios que es insostenible».

«Es necesario hacer algunas restricciones de nocturnidad, de movilidad de personas, porque las grandes capitales están comprometidas, ya que este es un virus de ciudad, y cuanto más grande (el distrito), más te comprometen, tenemos el ejemplo del AMBA», aseguró el especialista en Clínica Médica y Geriatría que integra el comité que asesora al Gobierno.

En sentido, evaluó en diálogo con radio Cooperativa que en ciudades grandes del país «hay que tomar medidas más quirúrgicas, cerrar en algunas ciudades y en otras no» y dijo que «cada distrito tiene que tener sus propios datos y en base a eso tomar medidas que tengan menos impacto en la sociedad y la economía».

Sin embargo, alertó que «los próximos 15 días van ser difíciles por el tema de la ocupación de camas de terapia, la falta de oxigeno y la movilidad de pacientes» y remarcó que «la curva de contagios tiene que bajar».

El Ministerio de Salud reportó el jueves 26.053 casos de coronavirus y 561 muertes en las últimas 24 horas, pero el promedio diario de fallecimientos por coronavirus subió esta semana 86 por ciento respecto de la anterior, al pasar de 220 a 410 decesos.

«Por dos semanas vamos a seguir con las malas noticias, pero ahora tenemos una oportunidad de empezar a bajar los contagios y esperar un junio o julio más tranquilos mientras nos vacunamos, porque no se olviden que la tercera ola va a venir», insistió Cámera.

Elena Obieta, médica infectóloga y jefa del servicio de enfermedades transmisibles y emergentes de la municipalidad de San Isidro, dijo a Télam que «con estas restricciones se pretende que en las jurisdicciones que estamos más complicados, la gente entienda que es un momento muy crítico el que estamos atravesando».

«A veces las medidas de aislamiento parecen antipáticas, tienen un muy alto costo económico, anímico, político y social, pero mucho más alto es el costo de necesitar una terapia intensiva y no poder disponer de ella, o que tengas una cama a 100 kilómetros de tu lugar», afirmó Obieta, que es miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Los anuncios del Presidente incluyen el funcionamiento hasta las 19 horas de los locales comerciales, mientras los gastronómicos podrán continuar después de ese horario con envíos a domicilio, pero durante el día tendrán que atender a sus clientes en espacios habilitados al aire libre. En tanto, se mantuvo la restricción de circulación entre las 20 horas y las 6 de la mañana del día siguiente.

En el mismo sentido que sus colegas se expresó el jefe del Servicio de Medicina Tropical y Medicina del Viajero de hospital Muñiz, Tomás Orduna, quien dijo a Télam que «necesitamos que el control sea sostenido en el tiempo y que se corrijan los errores cometidos, para tener una bajada en tobogán en la curva de contagios».

«También va a depender del accionar de las personas, pero debemos saber que el fin último es disminuir la cantidad de pacientes en terapia intensiva, para que no haya más muertes», añadió Orduna, también miembro del grupo que asesora al Gobierno.

Por su parte, el médico infectólogo del Hospital Rivadavia Martín Hojman coincidió en que es «importante que las medidas anunciadas por el presidente se controlen» pero consideró que las limitaciones de las actividades en el AMBA «son insuficientes porque la posibilidad de saturación del sistema de salud en el corto plazo es real».

«Son las mismas medidas que hace un par de semanas, no se avanzó mucho porque se está especulando con el amesetamiento de casos, que ya es alto», afirmó a Télam Hojman, quien se mostró preocupado por «la posibilidad de saturación del sistema de salud en el corto plazo, por la prolongación de la acumulación de casos y el tiempo de estadía de las personas en unidades de terapia intensiva», que calculó de un mes en promedio.

«Yo hubiese sido un poco más agresivo con la limitación de actividades», remarcó.

La patóloga e investigadora Marta Cohen, quien trabaja en el Hospital de Sheffield, al norte de Inglaterra, recomendó realizar una mayor restricción de la circulación y hacer «más test» ante el aumento de casos.

«Por cada caso positivo, se deberían estar haciendo más test porque son insuficientes. Hay que hacer por lo menos, tres veces más test y mucha vacunación», advirtió en declaraciones a radio Provincia Cohen, quien el año pasado fue galardonada con la «Excelentísima Orden del Imperio Británico» que otorga la reina Isabel II.