Páginas
HomeSeguridadJusticiaIdentifican a dos primos de 16 años como los ocupantes del auto que atropelló y mató a Jonatan Nan.

Identifican a dos primos de 16 años como los ocupantes del auto que atropelló y mató a Jonatan Nan.

Dos primos adolescentes de 16 años fueron identificados como los presuntos ocupantes del auto que el viernes pasado atropelló y le causó la muerte a un motociclista en la localidad bonaerense de Villa Maipú, por lo que la causa pasó a una fiscalía del Fuero Penal Juvenil y, en paralelo, se investiga si fue falsa la denuncia del robo de ese vehículo en Capital Federal, informaron hoy fuentes judiciales.

La clave que reorientó la investigación fue la declaración de un testigo de identidad reservada que reconoció el día del hecho a uno de los ocupantes del vehículo, el que viajaba como acompañante del conductor, y le aportó a la justicia su identidad.

Según las fuentes, el apellido de ese adolescente, quien ya se presentó a declarar en la fiscalía, coincide con el de la titular del Citröen C3 que participó del hecho, que había denunciado el vehículo como robado en el barrio porteño de Núñez.

“Este testigo conoce del barrio a ese adolescente de 16 años y pudo darle a la fiscalía su identidad, y con ello se iniciaron una serie de investigaciones. Todo indica que al vehículo lo venía conduciendo el primo, también de 16 años, y que el auto no había sido robado como se denunció”, contó a Télam Sebastián Ginés, ex abogado de la familia de la víctima, Jonatan Ezequiel Nan (24), el cual actualmente fue reemplazado por el Dr. Alfredo García Kalb.

Al haber menores de edad involucrados, la fiscal que venía investigando la causa, Tamara Vaisman, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Delitos Culposos de San Martín, se declaró incompetente y giró el expediente a su colega Marcelo Brocca, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil.

Fuentes judiciales indicaron que el adolescente que viajaba como acompañante y fue reconocido por el testigo, se presentó hoy a declarar en la fiscalía de Brocca, quien ahora deberá analizar la prueba recolectada en la causa para construir una eventual imputación por homicidio culposo agravado para el menor de edad sindicado como conductor.

En tanto, fuentes de la investigación revelaron que de confirmarse que quienes viajaban en el Citröen C3 eran familiares de la titular del vehículo y que ésta mintió cuando denunció que el auto le había sido robado, la mujer podría quedar imputada por falsa denuncia en una causa penal paralela que lleva adelante la Fiscalía del Distrito Núñez-Saavedra, que dirige el fiscal José María Campagnoli.

El hecho ocurrió el viernes pasado, minutos antes de las 20, en el cruce de la avenida Arturo Illia y la calle Gutiérrez, por donde Nan circulaba con semáforo en verde a bordo de una moto Honda Titan 150 y fue embestido por un auto Citroën C3 que cruzó en rojo.

Todo quedó grabado en un video tomado por una cámara de seguridad, donde se puede observar que, luego del impacto, el auto se dio a la fuga.

Nan, quien con la moto trabajaba como delivery, aunque el hecho se dio cuando se dirigía a la casa de su ex novia, también en Villa Maipú, fue trasladado de urgencia al Hospital Belgrano de San Martín, donde murió.

Gracias a los videos y al aporte de testigos, se pudo determinar que el auto involucrado era un Citroën C3 gris.

La titular de ese auto denunció en la comisaría vecinal 12A de la Policía de la Ciudad, que se lo habían robado ese mismo día, a las 19.30 -35 minutos antes del choque-, en el cruce de las calles Amenábar y Núñez, del barrio porteño de Núñez.

El auto apareció abandonado y con los daños del choque, el sábado pasado a las 21 sobre la calle Tomborini al 2800 de Núñez, en jurisdicción de la comisaría vecinal 13B.

La familia de Jonatan manifestó a la prensa sus dudas respecto si en verdad ese auto fue robado, o si la denuncia de robo fue posterior y como parte de una maniobra de encubrimiento.

La sospecha se basa en que un testigo persiguió al vehículo involucrado y vio que, a cuatro o cinco cuadras del lugar del hecho, el conductor adolescente del Citroën, paró, se bajó y miró los daños ocasionados en el vehículo agarrándose la cabeza algo que no haría un ladrón en fuga.

Además, el testigo de identidad reservada reconoció al acompañante del conductor como un joven del barrio y, por último, la denuncia por el presunto robo del Citröen C3, la dueña del auto la hizo a las 20.55, una hora después del choque.

 

 

 

 

Fuente: Telam.

Share With:
Rate This Article

julietac.mendez@hotmail.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.