Páginas
HomeArgentinaBuenos Aires“No los quiero muertos, los quiero presos y saber por qué lo mataron”, dijo la madre del colectivero

“No los quiero muertos, los quiero presos y saber por qué lo mataron”, dijo la madre del colectivero

La madre de Sergio Damián Gerez, el colectivero asesinado ayer en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, pidió que los tres autores del crimen sean detenidos, que se haga justicia y que le expliquen por qué mataron a su hijo, ya que tiene dudas de que se haya tratado de un intento de robo.

“A él no le robaron nada, él tenía el botinero, su celular, tenía todo. No le sacaron nada. Quiero saber por qué lo asesinaron. Yo no sé si fue un intento de robo”, dijo esta mañana a la prensa Josefina, madre de la víctima, en el velatorio.

“Quiero que aparezcan los culpables, quiero justicia. Son unos asesinos. Yo no los quiero muertos, yo los quiero presos”, agregó la mujer.

La mujer explicó que el hecho ocurrió ayer a la mañana cuando Gerez dejó en su casa a un amigo que le prestó el auto Volkswagen Fox para que él también regresara a su domicilio.

“Se ve en el video cómo le disparan, pero en ningún momento intentan robarle”, dijo Josefina, quien luego agregó que “llama la atención que no le robaron nada”, ya que aclaró “tenía un buen celular (que no le robaron) y el botinero apoyado arriba del volante”.

La madre de la víctima también contó que según le dijo la policía “hay dos chicos que fueron testigos” y contaron que luego del hecho los tres autores del crimen “empujaron el auto”.

“No sabemos con qué fin, si era para tirarlo a la zanja o para intentar sacarle el auto. Empujaron el auto y lo tiraron a una zanja”, añadió.

La mujer también comentó que la ambulancia “tardó 40 minutos” en llegar al lugar y al respecto señaló: “No sé si lo hubieran podido salvar pero no hicieron lo suficiente”.

Josefina también descartó la posibilidad de que su hijo tuviera algún conflicto con alguien que lo haya querido asesinar al afirmar que “no tenía problemas con nadie”.

“Mi hijo tenía 29 años, él amaba ser chofer. Quería ser colectivero, luchó mucho por tener su trabajo. Su pasión era River y el colectivo”.

“A mí me hace sospechar que lo mataron por error. Él no le hizo mal a nadie. Quiero que esos asesinos estén presos, saber por qué lo mataron a mi hijo, si fue un intento de robo o si fue un error”, concluyó la mujer en llanto.

También Edgard, amigo del colectivero y quien le prestó el auto a bordo del cual lo mataron, dijo esta mañana que a Gerez no le robaron nada, aunque supone que esa fue la intención y no pudieron concretarla.

«Me pidió si le prestaba el auto, como el suyo estaba roto le presté. Me dejó en casa y en 20 segundos pasó esto, hizo una cuadra y media y ahí le pegaron los tiros. La gente fue a mi casa pensando que al que habían matado era a mí, por el auto», contó el amigo de la víctima.

Y continuó: «Lo primero que hice fue correr a la esquina, había un patrullero y dos policías, le veo los disparos, estaba desvanecido pero estaba aún respirando. Creo que lo dejaron morir también porque la ambulancia nuca apareció, tardó como cuarenta minutos».

Edgar cree que los asesinos «le quisieron robar el auto y cuando vieron que le habían pegado dos tiros no pudieron, lo empujaron (al auto a una zanja) y se fueron. Salieron los vecinos y por eso tal vez no llegaron a robar».

Sergio «era una excelente persona, un pibe de familia, se desvivía por la mamá y los hermanos, laburaba para ellos, un pibe sano, no jodía a nadie, se hacia querer», agregó Edgard.

El hecho ocurrió alrededor de las 6.30 de la mañana de ayer cuando Gerez conducía un Volkswagen Fox por un tramo de tierra de la calle Coraceros, en Virrey del Pino, partido de La Matanza, en el sudoeste del conurbano.

Antes de llegar a la esquina con Cañada de Gómez, el conductor fue interceptado por tres delincuentes que se movilizaban a pie y en sentido contrario.

De acuerdo a las imágenes de la cámara de seguridad de un comercio cercano, uno de estos asaltantes le acercó de frente al Fox y efectuó al menos un disparo de arma de fuego contra Gerez cuando éste intentó eludirlo.

Voceros judiciales señalaron que si bien se esperan para las próximas horas los resultados de la autopsia, los peritos creen que se trató de un proyectil calibre 9 milímetros que provocó un orificio de entrada en el omóplato izquierdo de la víctima.

A raíz del crimen, trabajadores de la línea 106, compañeros de la víctima, cortaron ayer por la tarde un tramo de la ruta 3 en reclamo de justicia y mayor medidas de seguridad en la zona, donde el 1 de octubre mataron también a balazos a otro colectivero, Pablo Flores, de la Línea 218.

En la investigación interviene el fiscal Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, quien dispuso una serie de diligencias en procura de localizar a los delincuentes.

Share With:
Rate This Article

julietac.mendez@hotmail.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.