Páginas
HomePolíticaUna marcha contra la cuarentena de más de 400 autos en Tigre desafió una orden policial

Una marcha contra la cuarentena de más de 400 autos en Tigre desafió una orden policial

Vecinos de barrios privados se manifestaron en sus vehículos con bocinazos y aplausos. La Policía había emitido un comunicado para impedirla.

 

Los vecinos del complejo Villanueva, ubicado en Tigre realizan una manifestación en protesta por la extensión de la cuarentena. La marcha se realizó en vehículos particulares desde el Barrio Santa Teresa hasta la estación de Tigre. Ayer, la Policía bonaerense trató de impedirla mediante un comunicado en el que se avisaba que está «terminantemente prohibida» la movilización vehicular en el contexto de la pandemia por el coronavirus. Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia, había respaldado la advertencia. Sin embargo, la marcha, con bocinazos incluida, se realizó igual.

Una caravana de 20 autos partió desde Santa Teresa e inició la recorrida por la calle Dean Funes en donde se fueron sumando vehículos de los distintos barrios privados como San Isidro Labrador y otros de Rincón de Milberg. En total, según la Dirección General de Tránsito de Tigre, unos 400 autos participan de la protesta que incluye bocinazos y también aplausos. «Queremos volver a trabajar», dice la gente.

Los vehículos llegan por la avenida principal de Tigre, Intendente Ubieto, se paran frente a la estación, hacen sonar sus bocinas y dan la vuelta a la rotonda. En el bulevar, la manifestación ocupó dos carriles y dejaron uno libre para que, aquellos autos que no estén manifestándose, puedan pasar.

Para descomprimir el embotellamiento, desde el Municipio cortaron el puente de la avenida Libertador Ubieto y así evitar que el tránsito siga circulando en dirección a la protesta.

 

«En el barrio Villanueva somos gente de clase media, profesionales independientes y comerciantes que necesitamos salir a trabajar porque no tenemos ingresos. A los funcionarios públicos que tienen su dieta asignada no se les mueve un pelo si no trabajan. Nosotros no.», dice Mariana, una de las manifestantes arriba de su auto. «Necesitamos que el intendente se mueva, hable con el gobernador y empiecen a habilitar para que podamos salir a trabajar», agrega.

El domingo, cuando los vecinos hicieron pública la necesidad de manifestarse, el inspector Lucas Gabriel Farías, oficial a cargo del destacamento de Villa La Ñata, hizo llegar una carta a los administradores de los barrios que decía: «Atento a lo normado en el artículo 205 del Código Penal, será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia».

Esa resolución generó revuelo entre los vecinos que creen que se les coartan derechos de libertad de expresión. «La carta fue fundamental para que la gente saliera a manifestarse. En lo personal, a mí eso me motivó. Manifestarnos es nuestro derecho cívico», dijo otro vecino que participaba de la protesta en la que no se vio presencia policial.

 

Share With:
Rate This Article

julietac.mendez@hotmail.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.